Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘humor’

Desde el pasado 1 de setiembre (y hasta el próximo 31 de Agosto) tenéis otro mundo bennackeril que podéis visitar:

El diario ilustrado de un ilustre inadaptado

http://diarioilustrado.wordpress.com/

Tal acontecimiento bien merece un poco de fiestuki:

¡El genuino Jesús bailón!

Anuncios

Read Full Post »

Si vas paseando por la calle con un amigo, alguien se cae aparatosamente en medio de la acera, y ves que, instantáneamente, tu acompañante encoge y cambia de color hasta volverse translucido, no lo dudes, tu amigo es un cuatro. Y si además, por asociación mental, se recrea masocamente con alguna anécdota humillante de su infancia o juventud, es que se trata de un cuatro como la copa de un pinus.

Si Aquiles fuera cuatro, su talón sería la vergüenza. En pleno fragor de la batalla, en lugar de dispararle en el pie, podrían haberle dicho: “chato, que llevas la faldita levantada. Además, no te hace juego con las sandalias”. Y el aguerrido mozo habría caído fulminado al suelo mas rotundamente que si le hubiera aplastado el mismísimo caballo de Troya.

En la parte trasera del coche junto con “bebé a bordo” llevan una pegatina que dice: “Al loro, soy cuatro”, así que piensa detenidamente a qué “antro” los llevas cada vez que salgáis de juerga. Socialmente, they’re special. Inconscientemente creen que el mundo debe adaptarse a ellos en lugar de al revés. Buscan lo original, lo insólito, lo diferente. La gente corriente y moliente, “los pepis” les aburren.

Cuando se reúnen con un grupo heterogéneo y alguien suelta un chiste facilón, escatológico, sexista o de alguno de los variadísimos tipos de sal gruesa que existen, el cuatro será el único que, no solo no se reirá, sino que encogerá la nariz con repugnancia como si le hubieran echado encima 20 kilos de arena usada para gatos. Pero si, por el contrario, alguien hace algún juego de palabras absurdo o ingenioso que encaje con su particular visión del mundo, se estará partiendo sol@ la caja durante horas, días e incluso semanas para desconcierto general.

Ellos hablan bien, algunos asquerosamente bien incluso. Puede que suelten tacos ocasionalmente, pero no es muy habitual encontrar a un cuatro con los latiguillos e interjecciones varias de una Belén Esteban. No soportan la vulgaridad en ninguna de sus manifestaciones, se sienten refinados, con style. Necesitan encontrar cierta armonía estética en su microcosmos, sino, no solo no se sentirán a gusto, sino que se aburrirán soberanamente. Motivos más comunes de “depresión estética” de un cuatro: “odio mi ropa y mi pelo”, “Los colores de la casa de mi chic@ me dan grima”, “Como siga escuchando a Maná en el hilo musical de la oficina me ahorcaré con el ratón” “Dejaré de ver la tv hasta que desaparezca Aida” o “Muerte y destrucción al eau de Brummel del vecino del quinto”.

Uno de sus rasgos más admirables y desquiciantes al mismo tiempo, es que, a un cuatro es difícil mentirle u ocultarle algo importante. Si eres pudoroso y odias los stripteases emocionales, huye de ellos como alma que lleva el devil, porque son como James Stewart en La ventana indiscreta. Cuando te miran a los ojos, se asoman con descaro a las profundidades de tu alma y lo hacen sin permiso, cuando quieren y como les da la gana. Luego tienen la desfachatez de comunicarte lo que han encontrado o de echarte esa mirada condescendiente de “pobrín, si ya se lo que te pasa” antes de que abras la boca, dejándote siempre con sensación de déjà vu o con la frustrante sospecha de que ven o intuyen más cosas sobre ti que tú mismo.

No existe explicación a porqué la memoria cuatril no ha sido aún utilizada por el FBI, la CIA, INTERPOL o la NASA, porque son incapaces de olvidar ningún detallito por muy nimio, absurdo o insignificante que sea; especialmente si es algo que les ha herido o tocado las narices. Pueden haber pasado 5, 15 o 35 años desde que hiciste esperar 20 min a un cuatro a la entrada de un cine, que el será capaz de recordar, no solo la fecha exacta, sino el nivel de humedad del aire, la posición de saturno con venus, el numero de hijos que tenía Angelina Jolie, la cantidad exacta de pecas del cuello del tipo que tenia enfrente, el radio de las palomitas de colores e incluso el michelín inoportuno de la taquillera que se solidarizó con el.

Nunca intentes animar a un cuatro recordándole sus buenas cualidades, porque en todo lo no referente a su lado oscuro tienen “tunnel vision”. No importa que estén dotados de lo mejor de su naturaleza cuatril y puedan llegar a ser brillantes, ingeniosos, encantadores, solidarios, creativos o con un talento artístico más que notable, ellos sólo verán sus defectos y bloquearán todo lo demás. Intentar convencer a un cuatro pesimista es como jugar un partido de tenis contra las hermanas Williams. Te devuelve todos tus saques al cuadrado con fuerza, agilidad y contundencia, como si fuera una fuerza descontrolada de la naturaleza. Así que en ese inoportunísimo momento, lo único que puedes hacer es callar, tomar aire y reprimir los impulsos de ahogar con la red su cabezón.

La mayoría de la gente no lo sabe, pero las mayores cabezas de turco de la historia han sido cuatros, desde Harvey Lee Oswald hasta Isabel Pantoja. Y esto se debe, básicamente, a dos de sus rasgos: su empatía y su sentimiento de culpa. Se identifican y se funden tanto tantísimo con los dolores ajenos y se sienten tan responsables de lo que va mal, que van por la vida diciendo “me lo quedo” con cada desgracia como quien va de rebajas. Si encierras a un cuatro con un asesino en serie, a los dos días te estará cantando a pleno pulmón y en mandarín su mea culpa (amén de proporcionarte un croquis detallado de los lugares en los que degollaba a sus victimas). Se le habrán olvidado las cosas más básicas: su nombre, su dirección, su pasado, su perro, el pin de su móvil, la letra del baila el chiki chiki…

No te sorprendas si ocasionalmente no reciben alguna de tus llamadas, e-mails o mensajes. Junto con su dirección real, en cada uno de sus documentos, debería aparecer su autentica residencia: Bubbleland, un lugar fantástico lleno de proyectos, sueños y buenas intenciones, donde el presente no existe y todos sus habitantes se columpian indolentemente del pasado al futuro. Cuando un cuatro sale al mundo real (normalmente en breves escapadas para comprar el pan o pasear al perro) y camina por otros barrios, se apodera de él el síndrome “que verde era su valle y que mustio el mío” e instantáneamente siente nostalgia por volver a su adorado Bubbleland. En este lugar mágico, antesala de lo que va a ocurrir en un futuro no muy lejano, el se preparará mentalmente para cosas sencillitas como: arrasar en la próxima edición de OT, ganar el Pulitzer, conocer a su Nino Quincampoix particular al lado de un fotomatón (sí, Amélie era cuatro y mucho), diseñar un nexus 6 con el físico de Rodrigo Santoro/Jessica Alba o que algún científico loco le confirme, de una vez por todas, que puede volar al mas puro estilo Superman o los hermanos Petrelli.

Si después de todo esto, aún dudas sobre “arrimarte” a un cuatro o devolver el que ya tienes, don’t worry, porque el hecho de que permanezcan o no en tu vida, es algo que no puedes controlar. Cuando algo llega a su corazón, su lealtad y entrega hace que se aferren a el cual Gollum al anillo mágico y es difícil que lo dejen escapar. Además, nunca se sabe, puede que te salgan artistas… y son tan “tiennos”… 😉

Dedicado con cariño a los cuatros y a tod@s los que tengan un/a amig@ cuatro (especialmente a los míos). Espero que os arranque alguna sonrisa.

Kisses cuatriles***


Read Full Post »

Pyongyang editorial Astiberri

Por motivos labores Guy Delisle hace una larga estancia en la hermética Corea del Norte. Sus impresiones, de gran valor documental, toman forma en la novela grafica PYONGYANG.

Pyongyang es la capital de Corea del Norte, un país prácticamente cerrado al mundo. Bajo un régimen dictatorial creado por Kim Il-Sung (1912-1991) y continuado por su hijo Kim Jong-Il, Corea del Norte vive en una constante paranoia bélica, sazonado por un delirante culto al líder (los dos líderes, que acaban por ser uno, ya que el padre de la patria sigue apareciendo en la televisión como si aún estuviera vivo).

Kim Il-Sung & Kim Jong-Il

PYONGYANG es una obra imprescindible para acercarse a Corea del Norte. Para descubrir cosas absolutamente esperpénticas y caóticas. La obra son las experiencias en primera persona del autor, que nos documenta agradablemente, permitiendo asistir con él al estupor del choque cultural, que provoca un régimen único en el mundo.

El autor logra además, con suma facilidad, poner de manifiesto lo cómico (y dramático) de la situación. Algunos detalles:

El visitante, si logra los permisos necesarios para entrar, debe –al llegar- hacer una ofrenda a una estatua de bronce de 22 metros del líder. Radios y teléfonos móviles son requisados en el aeropuerto. El visitante sólo puede elegir en tres hoteles, edificados los tres en una islita alejada del resto del país y permanentemente vigilada. El visitante tampoco puede moverse por fuera del hotel sin un guía (ex militar, que le vigila constantemente).

guia traductor y turista capitalita

Las visitas organizadas son a lugares tan imposibles como el Palacio de las Amistades, un museo excavado bajo la montaña (para resistir ataque nuclear) y que contiene los 211.668 regalos que dignatarios del mundo han hecho al líder. Y donde hay desde televisores de plasma a despertadores, de vagones blindados a animales disecados. A tan particular museo se llega por una autopista de cuatro carrilles por donde apenas se ve un coche (las autopistas serán usadas como pistas para los aviones en caso de ataque). Unas autopistas por las que se puede ver a ciudadanos, voluntarios según el guía, barriendo el asfalto, o cortando el césped con una hoz.

En cada habitación de cada casa de cada ciudad de todo el país, hay la fotografía del líder y su hijo (retocados los dos para llegar a parecerse), por las calles hay imágenes, estatuas, y eslóganes de ánimo para la población. Esas efigies del líder serán lo único iluminados de noche (no hay farolas, ni luces en las casas, ni apenas nada de eléctrico funciona con regularidad).

Pyongyang sospechosos habituales

¿Cuál de estos ciudadanos es un espía de la capitalista Corea del Sur?

El nº6 porque no lleva el pin con la foto del líder.

.

“Todos los norcoreanos nacemos fuertes, inteligentes y saludables” responde mecánicamente el guía cuando el autor le pregunta por qué no ha visto ni a un invalido o enfermo, en todo el tiempo que lleva en el país.

.

Guy Delisle y su trabajo en Corea:

Guy Delisle

Corea (y otros países asiáticos) son lugares donde se complementan películas de dibujos animados europeas y americanas. El país creador, en este caso Francia, manda a Corea las imágenes clave de la animación, y en Corea (donde el proceso sale muchísimo más barato) se realizan intercalaciones, decorados, etc.

Si un cómic puede darnos algo más que entretenimiento, sin duda PYONGYANG estaría entre los que casi son documentales. Una obra que acerca una realidad, que ojalá sólo fuera ficción, y que a menudo es inaccesible para los periodistas o realizadores de documentales. Imprescindible.

.

Para conocer más:

Jon Sistiaga realizó un documental sobre Corea del Norte, titulado: Amarás al líder sobre todas las cosas. Extremadamente interesante también.

.

.

Read Full Post »

Dominion Tank Police

DOMINION TANK POLICE, la más popular de las obras del mangaka Masamune Shirow, es un clásico que conviene leer (y ver su anime) de vez en cuando.

En un futuro no muy lejano, en New Port City, la policía recurre a una unidad con tanques (la TANK POLICE) para intentar atrapar a un ¿peligroso? terrorista: Buaku.

La novata y temperamental Leona Ozaki y su compañero Al, pilotan el pequeño Bonaparte, un tanque-oruga (¡capaz de subir paredes verticales!) en alocadas y destructivas persecuciones de las gemelas Annapuma y Unipuma, las cyborg-neko-putones del malo Buaku.

Al se siente atraído por Leona, pero la chica sólo ojos para su amor: su tanque.

Forman la Sección 3 de la TANK POLICE: Un jefe que siempre grita, un teniente machote (Charles Brenten) incapaz de pasar a ordenador un informe, un capellán de armas tomar, una secretaria guapa… la TANK POLICE es una unidad más cerca de LOCA ACADEMIA DE POLICIA que de CANCIÓN TRISTE DE HILL STREET.

.

Shirow (creador de APPLESEED, ORION) plasma en esa obra dos de sus recursos usuales: el protagonismo femenino y un detallado conocimiento armamentístico. El humor, a menudo absurdo y delirante, es otro elemento destacado. Un humor que engulle casi la totalidad de la seriedad del guión (del que sobreviven algunas reflexiones políticas y ecológicas).

Una seriedad, profunda e iluminadora, que el autor es capaz de elevar hasta estratos filosóficos-existenciales equiparables a las obras de Camus o Bergman, en la descomunal: GHOST IN THE SHELL

.

Read Full Post »

MAUS

Maus

Una de las superarmas tanteadas por los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial fue un supertanque llamado, irónicamente, MAUS (ratón). Era un proyecto del Sr. Porsche.

Pesaba 188 toneladas. Medía 10 metros de largo, por 3,67 de ancho, y 3,63 de alto. Su tripulación era de seis personas. Y tenía un blindaje que en algunas zonas llegaba a los 25 centímetros de grosor (ninguna arma de la infantería enemiga podía dañarle).

Tal mole era movida con un motor Daimler-Mercedes Benz MB 509 de 1080 cv, y 12 cilindros.

Llegaba a la velocidad máxima de… 13 Km/h.

¬.¬


Tanque MAUS

“Vamos a pintar el tanque, no es ningún farol…”

Adolf quería unas 150 unidades, y se trabajaba en proyectos paralelos, como el MAUS II, el E100, o una mole de 1500 toneladas de peso (el P1500); prototipos aparte, de MAUS sólo se fabricó una unidad.

Como arma de ataque era un pedrusco imposible de mover. Aparte de la apabullante velocidad punta, su autonomía llegaba tan sólo a los 160 km (en carretera, y sólo 60 km campo a través). Los puentes no soportaban su peso, y si se averiaba se hubieran necesitado dos más para moverlo.

Como arma de defensa, era tan grande y tan lento, que los aviones enemigos se hubiesen cebado con él.

Read Full Post »

Elecciones 2008 (Senado – Barcelona)

Soy un tipo obsesivo-compulsivo. Una de mis manías es, en periodo electoral, guardar para la posteridad la publicidad electoral que los partidos hacen llegar a mi hogar. Últimamente también me apodero de una papeleta de cada uno de los partidos que se presentan.

¿Habéis pensado alguna vez en la cantidad de papel que se malgasta en unas elecciones? Se imprimen la misma cantidad de papeletas para los 2 partidos que pueden ganar, como para aquellos partidos que ni siquiera sus candidatos votan.

Os hablaré de los candidatos a las elecciones generales de este año, 2008, al Senado, por la provincia de Barcelona (en la que yo voto).

Los 6 partidos con representación en el gobierno de la Generalitat se presentan al Senado. Tres de ellos lo hacen una Coalición (PSC + ERC + IC-EUiA)
IC-EUiA es un caso interesante.
Hace años eran dos partidos diferentes: Iniciativa Verds y Esquerra Unida i Alternativa
Hace más años, Iniciativa i Verds también eran partidos diferentes.
Es un claro ejemplo de absorción.

Al Senado se presentan partidos que parecen sacados del túnel del tiempo.
Me refiero a candidaturas con nombres como:
Falange Española de las JONS
Partido Carlista (no confundir con la Comunión Tradicionalista Carlista, que es otro diferente)
Y otros de desconocidos, pero con nombres aún más polvorientos y añejos:
Nación y Revolución
Democracia Nacional
Frente Democrático Español
Unión Progreso Democracia
Ejemplo claros de la necesidad de la contratación de un publicista para que les busque un nombre más moderno.

También hay partidos que parecen el ejemplo de una riña de patio de colegio, como los ecologistas:
Els Verds – Alternativa verda
Els Verds – Alternativa ecologista
Els Verds – Los Verdes
¿A qué parece lo mismo?
Para más confusión, los tres incluyen en su logo el mismo dibujo de un sol sonriente.
Deberían aprender de IC-EUiA, y fusionarse en un macro partido verde.

Estos partidos minoritarios deberían ser concretos y claros en sus ideas. El mejor ejemplo es un partido que con su nombre ya resume toda su ideología: el PACMA (que no pac-man)
Partido Antitaurino Contra el Maltrato Animal

En el extremo opuesto, hay aquellos partidos que, en un afán de acaparar (algún) voto optan por un nombre que no indica nada concreto, sino generalizaciones vagas:
Partido por Catalunya
Alternativa Española
(No parecen propicios a hacer una coalición entre ellos)

Uno puede encontrar candidaturas con un nombre que parecen de chiste:
Escaños Insumisos – Alternativa de los Demócratas Descontentos
Lo que nos demuestra que crear un partido político no debe ser demasiado complejo, ni debe requerir demasiado tiempo.

Y otros, muy serios, al que la realidad del momento ha jugado una mala pasada, como el
Partido Obrero Socialista Internacionalista
(Abreviado: POSI)

Cada año se presenta algún partido nuevo. Son un soplo de aire fresco y joven a la política. Este año el más nuevo es:
Partido de los Pensionistas en Acción
( ¬¬ vale, retiro lo de joven y lo de fresco)
Bromas aparte, este partido es el que actualmente gobierna en Israel (ese país que derriba las casas de las familias y conocidos de un terrorista –como si la familia tuviera la culpa-, y que defiende una política de “asesinatos selectivos”). Esperemos que estos, si llegan al Senado, sólo pidan mejoras sociales para la gente mayor.

Votéis a quien votéis
¡Ir a votar!
(Aunque sólo sea por nuestros abuelos –o padres- que no pudieron, durante años, ni elegir al presidente de la comunidad de vecinos)

Read Full Post »

Soy un tipo de rutinas. Cuando voy a echar gasolina al coche, me detengo siempre en el mismo surtidor, y desde que me hice con la tarjeta de puntos Club CEPSA –hará un par de años ya- voy, casi exclusivamente, a la misma estación de servicio.

Cepsa

La estación está situada a la entrada de Tordera, en la nacional II.

Hace unas semanas, al detenerme frente al surtidor, marcar la cantidad y sacar el dispensador, una voz celestial me advirtió que ese surtidor funcionaba ahora en modo “prepago”. Antes de llenar, paga.

Es un estilo de autoservicio que funciona en muchas otras gasolineras, así la gente no se va sin pagar.

Fue una pequeña revolución en mis hábitos, pero me conformé.

Ayer fui a llenar el depósito del Peugeot 205 de color rojo (es el vehículo que me ha sido asignado, desde que mi padre conduce exclusivamente su rimbombante 4×4 (la marca del 4×4 es el nombre de la asistenta y confidente de Madame Butterfly –consulta Google en caso de curiosidad-). Había bastante gente alimentando sus vehículos. Me situé en “mi” surtidor, justo detrás de un vehículo marca Audi A4

(nota: a mi los coches y sus marcas no me interesan, me resbala el tema, pero para exponer lo que pretendo, debo haceros partícipes de los detalles técnicos).

El buen hombre del Audi A4 azul oscuro, estaba llenando ya. Mientras el tipo mantenía la manguera enchufada al vehículo yo rebusque el dinero y la dichosa tarjeta de puntos –que se presenta al pagar, y por la que acumulas puntos a cambiar por idioteces-. El hombre estuvo un buen rato. Luego, colgó el dispensador, y se fue hacia dentro a pagar.

¿A pagar?

– Vaya –recuerdo que me dije-, han quitado el modo de prepago.

El tipo del Audi A4 salió, se metió en su vehículo, arrancó y se fue. Avancé con mi Peugeot 205. Me detuve. Baje. Abrí el tapón. Marqué la cantidad. Saqué el dispensador y…

– Este surtidor está en modo prepago. Pase por caja primero…

Me dirigí a la caja con la mosca tras la oreja. Me olía lo que pasaba pero no quería pensarlo.

– Así que ahora es de prepago –dije

– Sí. Así la gente no se va…

– A veces es de prepago y a veces no –apunté, mirándolo a los ojos.

– El 1 y el 3 son de prepago, son los que quedan más lejos de la caja…

– Pues yo siempre voy al 1, costumbre…

Y entonces, el tipo se traicionó.

– A veces lo abrimos, si vemos… si conocemos…

¿Hace más de tres años que vengo, mínimo una vez a la semana, y no me conoces, carcamal?

Por abrir, es evidente, se refiere a que –desde la caja- pueden bloquear o desbloquear el prepago del surtidor.

Y la conclusión es que si llegas con un coche de gama alta, por ejemplo un Audi A4 y vistes traje y corbata, encuentras el surtidor dispuesto a servirte.

Si llegas con un Peugeot 205 cubierto de polvo (hace tiempo que no llueve, y yo ahorro agua) te encuentras el mismo surtidor en prepago.

Bueno es saberlo, ¿no?

El tipo se dio cuenta de lo que estaba pensado, y me regalo un bolígrafo de publicidad. Por orgullo debí rechazarlo, pero mi tendencia con el caballo regalado es no mirarle el dentado, así que me lo “embolsillé”.

Pero me sentí Lisa Simpson.

Me refiero al episodio en que una nueva alumna llega al colegio, es tan inteligente –o más- que ella, lo que las convierte en rivales. Cuando Lisa Simpson visita su familia, y el padre le propone jugar a los palíndromos. Lisa resuelve uno simple, y el padre le dice:

– Mira, ¿quieres esta pelota? La puedes hacer botar.

– ¿Quiere un bolígrafo de publicidad?

¬_¬

Read Full Post »

Older Posts »