Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘suicidio’

Parece que sólo se me acercan personas deformes y con mala suerte en la vida…

Me alegraba de poder ayudarles… pero yo también era un desastre que necesitaba a este tipo de gente para vivir… Pero… ya estoy cansada de ser el paño de lágrimas de todo el mundo… Pienso que se podrá mantener algún tipo de relación en la que se necesite de verdad a los demás, pero sin tener que depender unos de otros.

Yo… Fui hasta lo más lejos que pueden llegar las personas, pero allí no me esperaba ninguna respuesta… Para conseguir las respuestas, tenías que dejar de ser humano… Pero sólo con saber que se puede llegar hasta allí, tendrá que ser suficiente (…) aunque no fuera real… esté o no loca, esta convicción es inamovible. Yo… pase lo que pase ¡Estoy decidida!

.

El solar de los sueños

.

El solar de los sueños de Hideji Oda es un manga agradablemente perturbador.

Renei es una joven pintora que mantiene una relación con uno de sus profesores (casado y con una hija pequeña). A Renei el pasado, y en especial las muertes de su pasado, le acosa con una virulencia tal, que tan sólo ha logrado sobrevivir viajando al imaginario (o no) mundo de Kû. Allí se reencuentra con personas fallecidas: un amigo de la infancia, su hermanastro, y a una compañera de instituto que se suicidó, Kaya.

En el mundo de Kû viven otros seres peculiares, entre ellos Dios.

Renei les busca un sentido a la vida, a la existencia. Su arte, consiste no tanto en pintar como en rascar sobre una tela coloreada en negro, es extrañamente parecido a una sala del mundo de Kû donde –en teoría-, todas las respuestas serán reveladas. Pero ¿no se convierte el que conoce todas las respuestas en parte del misterio?

.

Estructurado en cuatro capítulos, El Solar de los Sueños, recorre el vacío adolescente, la terrible soledad del ser humano, el acoso escolar, el suicido, y el incesto con pinceladas de lolicon, todo ello enmarcado en un ambiente pesado y corrompido por el pasado. Donde se cuestiona, no sólo el sentido de la vida, sino también el poder del exceso de la imaginación como confrontación a la cruda realidad. ¿Es evadirse una salvación?

Según cuenta Hideji Oda en unas líneas finales, a modo de epílogo, la obra de Renei, se basa en la obra, real, de la pintora Yuko Kawada.

Read Full Post »

mayhem

“Dead”, cantante, y “Euronymous”guitarrista y fundador de la banda de black metal noruego, Mayhem.

Aunque por el aspecto puedan parece gente dada a la broma, se tomaban su trabajo muy en serio. Tanto, que “Dead” se suicidó, y “Euronymous”fue asesinado.

Circula por Internet una foto del cadáver de “Dead” con la cabeza abierta del disparo; el rumor dice que la instantánea la tomó el propio “Euronymous”; y en alguna entrevista afirmaba haberse comido sesos del cantante de su banda, y haberse hecho un colgante con huesos del cráneo.

(La imagen del cadáver fue portada de un disco de otro grupo).

El asesinato de “Euronymous”fue el pico más alto de una oleada de “terrorismo black metal” marcado por el incendio de iglesias en Noruega. Estos ataques fueron perpetrados por fans que tomaban por literal las letras de las canciones y por propios músicos (como algunos de los integrantes de Emperor) que decidieron dar ejemplo de la limpieza de símbolos cristianos en su Noruega natal.

La historia de la banda más “famosa” del black metal noruego, aquí:

http://www.geocities.com/saguzar666/blackmetal2.htm

(Incluida la foto del cadáver de “Dead”, la de la tumba de “Euronymous”y la de su asesino).

Read Full Post »

Para mí la vida es teórica.

Y mi “vida”, depende únicamente de mi predisposición mental a ello. Soy capaz de grandes cosas, pero tan sólo con un bonus de motivación que JAMÁS ha surgido por mí mismo.

Por el contrario, en estados de decadencia, soy incapaz de las tareas más mundanas, como por ejemplo, salir a la calle.

En el estado de deriva en el que ahora me encuentro, veo con absoluta nitidez la catástrofe. La veo venir, y sigo sin apartarme, ni hacer nada para impedirla.

Ese vacío que late en mí; esa falta de fe en las creencias, terrenales o espirituales; esa falta de apego con los conciudadanos. Esta sensación de perpetua falta de algo indefinible… Este romanticismo fuera de época, todo ello provoca el desgaste y la rotura de los engranajes para vivir.

La neblina tétrica, este hastío que me devora, este desierto aullador dentro de mí que jamás retrocede, sino que a lo sumo, logro hacer avanzar más despacio, quizás ha distorsionado mi realidad. O quizás mi realidad siempre ha sido deformada. O es lucidez, o es locura. O la necesidad vital que sea alguna de ambas, y así abandonarme a ella.

Mi suicidio no requeriría de una gran puesta en escena.

Mi suicidio será, por ejemplo, ver venir un tren y no apartarme. Ser consciente que viene, que me va arrollar, y no tener ni fuerzas, ni voluntad, para dar un paso.

Un leve paso, es a menudo la diferencia entre vivir y morir. Saberlo, no ayuda ni poco ni mucho.

En estados de decadencia, escribir quiero pensar que ayuda. Es la única forma de gritar que conozco.

Es un grito a nadie en concreto… ¿a quién “de verdad” le grito?

Es un grito al mundo entero… que no entiendo y me aterra. Y al que, en momentos de hundimiento, quisiera, yo o la maldad que hay en mí, arrastrar conmigo.

Leo Bennacker

Read Full Post »