Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Citas’

Lejos de Veracruz

.

Ignoro si existe algo más que no sean la vida o la literatura. La vida no interesa. No sé quién dijo que es para los criados. Y la literatura no es más que un consuelo –interesante sí, pero a fin de cuentas un consuelo- para quienes se sienten desligados de la vida y razonablemente desesperados.

.

(…) pasar cada vez más tiempo en el mundo de mi pasado, escribiéndolo, y pasar el menor tiempo posible en el presente, inmerso en una cotidianidad que, de vivirla a fondo, no habría de traer más que nuevas desgracias y horrores.

.

He podido saber que la mayoría de escritores lo son porque no les queda otro remedio, es decir, porque no están a su alcance mejores cosas que hacer.

.

Yo vi muy claro, desde el primer momento, que como no podía tener a Rosita entre mis brazos ni me quedaban ganas ni dinero para seguir viajando, no se abría ante mí un panorama mejor, aparte del suicidio, que pasarme al mundo de mi hermano, que, como hoy sé muy bien, es un mundo raro, un enjambre de solitarios y misóginos, una jauría de seres incapaces de compartir un desayuno. Yo, la verdad, soy uno de ellos desde que escribo este dietario. Y, como ellos, dejo la vida para los que ignoran lo que se juegan en ella y llevo la vida de un muerto. Porque no se me escapa que o bien se vive a fondo la vida a costa de ser un Indiana Jones y un paleto, o bien se escribe y se le da un significado a la existencia, pero entonces no puede vivirse. Dicho de otro modo: si estás en la vida eres insignificante; si quieres significar, estás muerto.

.

El humano tiene dos ideales. Uno es la divinidad, el otro es la juventud. Quiere el humano ser perfecto, inmortal, todopoderoso; quiere ser Dios. Y quiere verse lozano y sonrosado, y permanecer siempre en la fase ascendente de la vida; quiere ser joven. Pero tú, desgraciado entre los desgraciados, has matado a Dios y a tu juventud.

.

Yo sabía que debía ir directamente a lo mío. Sabía que o bien me hacía la ilusión de haber encontrado en los libros una razón para sobrevivir o bien me suicidaba.

.

.

Lejos de Veracruz

Enrique Vila-Matas

Anuncios

Read Full Post »

Cuando uno piensa en filósofos quizás le vengan a la mente aquellos barbudos griegos con túnicas, paseando ociosamente por la imaginaria Atenas. Gente muy sabia, pero muy lejana, a los que una voz interna nos invita a leer, pero que nos da pereza y lo vamos dejando. O al menos a mí sí.

Hace ya algunos veranos topé con un pequeño y minoritario programa de televisión: El Consuelo de la Filosofía. Apareció ante mí, un inglés de biblioteca: pálido, menudo, discreto, manos a la espalda, hombros hacia delante, que resultó ser, no sólo el conductor visible del programa, sino el autor detrás del libro en el que se basaba. Era Alain de Botton.

Alain de Botton

  • El placer de sufrir (1996)
  • Del Amor (1998)
  • Cómo cambiar tu vida con Proust (1998)
  • Beso a ciegas (1999)
  • Las consolaciones de la filosofía (2001)
  • El arte de viajar (2002)

Algunos de estos libros han sido trasladados a la televisión, y aunque en alguna entrevista el autor procura alejarse de su faceta televisiva (rodar esos programas le entretiene pero le aporta poco, dice), yo lo descubrí en la pequeña pantalla. Y fue, en cierto modo, el primer filósofo al que vi…moverse.

En alguna tertulia televisiva ha aparecido el rótulo “filósofo” bajo algún tipo, pero mi recelo a los tertulianos (gente que habla de todo, cambia de opinión según les dé el aire, y todo ello mientras zampan bollos y toman café) hizo que nunca me los tome muy en serio.

Alain de Botton, en la tele, y también sus libros, no impone ninguna opinión, invita a la reflexión. Y lo hace partiendo de aspectos cuotidianos y endulzando (y enriqueciendo) sus páginas con citas o reflexiones de grandes (y menudos) nombres de la filosofía. Consigue no ser pedante, sino mostrarse con humildad y añadir un punto de sonrisa. Alain es un tipo leído, y no te lo restriega, sino que te acerca sus impresiones y las comparte contigo.

Os lo recomiendo fervientemente.

Read Full Post »

“Aunque sea inútil, creo que, con todo, es necesario llorar. Porque la desesperación es tangible. El recuerdo de la desesperación permanece. A veces mata.”

“No llorar nunca es no vivir.”

“Dejamos de conocer a la gente que conocemos y creemos haber esperado a quienes no conocemos.”

“No creo a la gente que dice: ‘He roto mi manuscrito, lo he tirado’. No lo creo. O bien lo que estaba escrito no existía para los demás, o no era un libro. Y uno siempre sabe lo que no es un libro.”

Escribir

Marguerite Duras

Read Full Post »

“La soledad es eso sin lo que nada se hace.”

“El suicidio está en la soledad de un escritor. Uno está solo incluso en su propia soledad. Siempre inconcebible. Siempre peligrosa. Sí, un precio que hay que pagar por haber osado salir y gritar.”

“En una casa, se está tan solo que a veces se está perdido.”

“En aquel período de mi primera soledad ya había descubierto que lo que tenía que hacer era escribir. Raymond Quesear me lo había confirmado. El único principio de Raymond era este: Escribe, no hagas nada más.”

“La soledad, la soledad también significa: o la muerte o el libro.”

“Hallarse en un agujero, en el fondo de un agujero, en una soledad casi total y descubrir que sólo la escritura te salvará.”

Escribir

Marguerite Duras

Read Full Post »

“Cuando había gente estaba menos sola y a la vez más abandonada.”

“La soledad siempre está acompañada de la locura. Lo sé. La locura no se ve. A veces sólo se la presiente.”

“Viviendo así como le digo que vivía, en esa soledad, a la larga hay peligros a los que uno se expone. Es inevitable. En cuanto el ser humano está solo cae en la sinrazón. Lo creo. Creo que la persona entregada a si misma está ya atacada por la locura porque en el brote del deliro personal nada la detiene.”

“Los escritores son gente solitaria. En todas partes, y siempre, lo han sido.”

“Comprendí que yo era una persona sola con mi escritura, sola muy lejos de todo.”

“La soledad no se encuentra, se hace. La soledad se hace sola. Yo la hice. Porque decidí que era allí done debía estar sola, donde estaría sola para escribir libros.”

“Alrededor de la persona que escribe libros siempre ha de haber una separación de los demás, es una soledad. Es la soledad del autor, la de escribir.”

Escribir

Marguerite Duras


Read Full Post »

“La duda, la duda es escribir.”

“No tener ningún argumento para el libro, ninguna idea de libro es encontrarse, volver a encontrarse, delante de un libro. Una inmensidad vacía. Un libro posible.”

“Para abordar la escritura hay que ser más fuerte que uno mismo, hay que ser más fuerte que lo que se escribe.”

“No podía hablar de él porque la menor intrusión en el libro, la menor opinión “objetiva” habría borrado todo de ese libro.”

“Un escritor es algo extraño. Es una contradicción y también un sinsentido. Escribir también es no hablar. Es callarse. Es aullar sin ruido.”

“Sigue habiendo generaciones muertas que hacen libros pudibundos. Incluso jóvenes: libros encantadores, sin poso alguno, sin noche. Sin silencio. Dicho de otro modo: sin auténtico autor. Pero no libros que se incrusten en el pensamiento y que hablen del duelo profundo de toda la vida, el lugar común de todo pensamiento.”

Escribir

Marguerite Duras

Read Full Post »

Amantes

Mi vida empezó demasiado pronto a ser demasiado tarde.

A los quince años tenía el rostro del placer, pero no conocía el placer.

Me mira, dice: Quizás tú logres salir. No es que haga falta llegar a alguna cosa, lo que hace falta es salir de donde estás.

Nunca he escrito, creyendo que lo hacia, nunca he amando, creyendo que amaba, nunca he hecho nada más que esperar delante la puerta cerrada.

No era instruido, nunca había llegado a instruirse en nada. No sabia hablar, a penas leer, a penas escribir, a veces parecía que no sabía ni sufrir. Era una persona que comprendía y que tenía miedo.

L’Amant / El Amante

Marguerite Duras.

Del libro hay una película homónima de 1992 dirigida por Jean-Jacques Annaud.

Read Full Post »

Older Posts »