Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘canal 33’

Las comparaciones son odiosas, pero necesarias si se desea subrayar las diferencias. He aquí un repaso, de memoria, de los programas de libros en la televisión:

Entre el apergaminado espacio de Sánchez-Dragó, Negro sobre blanco, y el intento (fugaz, debido a los saltos en el día y la hora de emisión) del Estravagario, de Javier Rioyo –del que no logré ver ni un programa-, es evidente que Página 2¸ es un soplo de brisa fresca en la televisión.

Desde su rincón en la trinchera de La 2, Óscar López presenta un programa que parece necesitar apoyarse en los best-sellers (no digo ni que sean buenos ni malos, sólo que se venden mucho). Y en los rostros populares (para que nos hagan recomendaciones), y una sección de cine y literatura (para que: oh, sorpresa, parece que muchas películas antes fueran libros).

Como único programa de libros visible desde toda la Península (y parte del extranjero) es algo pobre. Pero menos da una piedra. Y si notáis que me quejo no es contra Página 2, sino por la falta de más propuestas.

.

.

¿Y en la esquina?

En Catalunya veo dos programas de libros y literatura.

L’hora del lector (de Emilio Manzano, en el Canal 33), que más que un programa de libros es un encuentro de unos amiguetes reunidos para hablar de libros. Por suerte para los espectadores, el programa tiene un blog donde suben las referencias de los libros comentados.

Más minoritario aún, es un programa de la televisión local de Girona.

La ciutat dels llibres (Xavier Camariu), un espacio semanal de media hora de charla con un autor, un editor o, simple y llanamente, con un lector.

De todos, mi favorito es uno que ya no existe. Se llamaba De llibres, se emitía en el Canal 33 (¿dónde sino?) y lo presentaban Vicenç Villatoro y Natza Ferrer. Era una tertulia literaria, por lo general con el autor, con público, y otras recomendaciones semanales. Era entretenido, útil, y divertido. Aunque no tanto como leer.

.

.

Read Full Post »

El documental Schwestern im Leben (Germanes en la vida / Hermanas en la vida) es peculiar: Reúne a tres actrices escandinavas, conocidas, amigas entre sí y compañeras de rodaje en más de una ocasión.

Liv Ullman http://us.imdb.com/name/nm0880521/

Bibi Andersson http://us.imdb.com/name/nm0000761/

Ghita Norby http://us.imdb.com/name/nm0639152/

Liv Ullman / Bibi Andersson / Ghita Norby

.

Bajo una ventada peligrosa, las tres mujeres ponen sobre la mesa de madera de una casita cerca del mar, recuerdos de su vida: fotografías de su juventud, de sus padres, y reflexionan –aparentemente con absoluta sinceridad y ajenas a la cámara- acerca de sus vidas, sus ilusiones de juventud, sus filmografías,…

Pasean por el puerto, deambulan por la casa, o van a comprar cuatro cosas para preparar una cena de circunstancias, y hablan de los tabú de su juventud y el sexo, cómo ha evolucionado su creencia en el amor, y sus puntos de vista respecto a la muerte.

El cineasta sueco Ingmar Bergman, seria el cuarto personaje del documental. No aparece, pero se le menciona con frecuencia (imposible no hacerlo teniendo en cuenta su presencia en el cine escandinavo y las relaciones personales y profesionales que el de Uppsala tuvo con las actrices).

Este no es un documental que cotilleé en la vida de las actrices. Ni aporta secretos del rodaje de las películas que las hicieron populares. Son las impresiones de tres mujeres maduras que han dedicado su vida al arte del cine, que comparten similitudes de origen, de intereses profesionales y diferentes métodos ante la cámara. Es un documental de tres amigas.

Hermanas en la vida

Schwestern im Leben

http://us.imdb.com/title/tt0967544/

Read Full Post »

Israel es el único país del mundo que obliga a sus ciudadanas a realizar un servicio militar obligatorio (de 2 años).

El servicio se realiza en los territorios ocupados: tareas de vigilancia de los puestos fronterizos o en el equipo sanitario; aunque las soldado no llegan a entrar en combate, sí que se encuentran en situaciones de hostilidad (a veces con fuego enemigo) por la siempre latente confrontación palestino-israelí.

To See If I\'m Smiling

TO SEE IF I’M SMILING es un documental de la cineasta Tamar Yarom que nos acerca sus recuerdos y las de otras mujeres soldado. La ilusión de los primeros días (una incluso pide ir voluntaria con los médicos, porque le han dicho que “es allí donde hay la acción”) pronto se vuelve reserva al ver las tinieblas del ejército, y las repercusiones de sus acciones.

Una soldado que vigila en una sala, a través de las cámaras, las calles de la ciudad, ve a unos críos palestinos lanzando piedras a los coches. Avisa a una patrulla a pie que se acerca.

Luego, cruzando un pasillo, se encontrará con aquellos niños sentados y esposados en el suelo. Son niños de unos 10 años. ¿Está segura que eran éstos los que vio? ¿Y sí se equivocó? Le pregunta a un superior. “No te preocupes, confesarán que han sido ellos”, le dicen.

To see if i\'m smiling

Denunciar los abusos de poder de sus compañeros (palizas a los detenidos, fotografiarse con los terroristas asesinados) sólo les traerá la marginación. Y en su momento, callan.

También ellas acaban embriagándose del poder que les ha sido otorgado. Con un gesto con el dedo pueden obligar a un transeúnte a que les muestre la documentación, o dejarlo doce horas bajo el sol ante un muro en el puesto fronterizo sin razón alguna. Además, llevan un arma.

La chica que se unió a los médicos pronto descubre que aparte de curar heridos, su trabajo también consiste en recoger los pedazos tras la inmolación de un suicida. O limpiar los cadáveres antes de devolverlos a sus familias.

El título del documental hace referencia al temor de una chica al preguntarse si en aquellas fotografías que se tomó junto a los cadáveres “del enemigo”, ella se estaba riendo. El documental la sigue en una visita a casa de una compañera que guarda un álbum de su “mili”, con todas aquellas fotografías. Y el momento de valentía de la chica, cuando se obliga a mirarse. Su rostro es la respuesta.

To see if i\'m smiling Face

TO SEE IF I’M SMILING ganó premios en el Festival Internacional de Cine de Haifa, y el Festival Internacional de Documentales de Ámsterdam.

Read Full Post »

Trotski

Cuando murió Lenin, Stalin mando un telegrama a Trotski con la fecha del funeral errónea. Así logró que su rival político fuera el único cabecilla ausente.

Éste fue sólo uno de los manejos que en los años siguientes Stalin puso en marcha para ir alejando a Trotski del sillón; del gobierno; del partido; de la URSS, y de la historia (llegando a manipular las películas de la Revolución de Octubre para menguar el protagonismo de Trotski).

El golpe definitivo lo asestó el agente Ramón Mercader, que asesinó a Trotski en su casa, en el exilio en Méjico, clavándole un pico de alpinista en la cabeza.

Lev Trostki

Un contundente final para un contundente revolucionario.

Vist a: SEGLE XX: Ascensió i decadència d’un revolucionari


Read Full Post »

The Island of Death es un documental acerca de la batalla por la isla de Iwo Jima. Cuenta con declaraciones de supervivientes (de ambos bandos) y con imágenes de archivo de la isla, y la batalla.

Iwo Jima es un islote sin valor alguno que durante la guerra del Pacífico se convirtió en objetivo americano: desde la isla sería fácil despegar los B29 para bombardear Japón.

Los japoneses que se lo vieron venir, la señalaron como su última defensa. Mucho antes que los aliados pensaran en tomar la isla, varios destacamentos japoneses fueren a prepararla para su defensa. Excavaron centenares de túneles para fortificar, por debajo, una isla que por no tener, no tiene ni agua potable. Si excavar la piedra ya era una tarea titánica, más lo fue cuando los americanos desembarcaron.

Estados Unidos había planeado tomar la islita en cinco días. Tardaron 5 semanas.

Los japoneses eran menos, no tenían refuerzos, no tenían víveres ni agua, y no tenían, por orden expresa de su gobierno, posibilidad de rendirse. Era una batalla pérdida de antemano, y debían luchar hasta el final. La rendición, la deposición de las armas al enemigo, o incluso el suicidio, estaban prohibidos. Debían luchar, y con la lucha, retrasar todo cuanto pudieran el avance aliado.

De la tomadura de la isla por parte americana, hay la famosa fotografía, tomada por Joe Rosenthal, de la bandera en el monte Suribachi, pero eso no significó el final de nada. Los japoneses que habían sobrevivido –bebiendo agua con barro, comiendo gusanos- seguían en los túneles. Para alargar esos víveres, echaban de los túneles a sus compañeros heridos, para que fueran capturados por el enemigo o murieran a su suerte. Los supervivientes cuentan de compañeros suyos que salieron de los túneles manos en alto, dispuestos a rendirse, y del oficial japonés que corría detrás para matarlo por traición. De cómo se escondían de día bajo un montón de cadáveres, y cómo se debatía, en los túneles, cuál era el método más “humano” de rematar a los moribundos (para ahorrar balas, granadas, comida y agua).

Los americanos intentaron hacerlos salir de los túneles con promesas, luego con bombas de humo lanzadas a los agujeros, más tarde con granadas (que a menudo derrumbaban la salida, sepultándolos con vida), y finalmente, echando agua con gasolina que vertían en los agujeros, y que luego prendían con los lanzallamas.

En los noticiarios japoneses, como en los informativos del Tercer Reich, los boletines de guerra eran muy diferentes a la realidad. Los valerosos soldados del emperador luchaban con honor y tenían victorias contra los aliados. Cuando la derrota fue imposible de ocultar, se selló con una “derrota con honor”.

¿Es honor negar a un soldado la posibilidad de rendirse cuando la batalla ya está perdida?

¿Es honor mandarlo a morir a una isla con el único fin de retardar una derrota inevitable?

Los supervivientes, hoy ancianos octogenarios, recuerdan con dolor aquellas vivencias. A su modo, todos honran a sus compañeros y reflexionan sobre lo aterrador que resulta reconocer que todo aquel sufrimiento no sirvió, ni podía servir, para nada. Era imposible mantener Iwo Jima, como era imposible que el VI Ejercito nazi saliera del cerco de Stalingrado.

Las órdenes del alto mando japonés y de Hitler eran igual de locas: prohibido rendirse, morir luchando.

Aún hay unos 10.000 soldados japoneses en Iwo Jima, tirados allí donde murieron. Desaparecido en combate, sin ser devueltos a su casa, con sus familias, cadáveres sin exhumar de una de tantas batallas inútiles ordenadas por fanáticos y sufridas por seres humanos.

Gran trabajo el de este documental.

Read Full Post »

La segunda temporada de INUYASHA mejora considerablemente. El grupo de personajes buenos (Miroku, Sango, Shippo) equilibra mejor el peso de la historia cuando no hay una lucha concreta. Con Inuyasha y Kagome solos, la serie flojea.

Mejora también el nuevo opening, y se amplía la galería de secundarios.

Si hay que poner una fecha concreta, la mejora surge el día que al malvado –pero aburrido- Sesshoumaru le da por resucitar una niña humana.

No me gusta porque “un malo” hago algo bueno, sino porque hacer algo “bueno” le provoca la posibilidad de un conflicto. Es un personaje, hasta entonces plano, que se nos hace más complejo.

Miroku, sigue siendo mi favorito.

El gran enigma, para mí, de la serie es cómo se produce el cambio de vestuario de Sango. De todos, Sango es la única que tiene 2 vestidos (el de guerrear y el de paseo). La hemos visto con uno, con otro (incluso desnuda en unos baños termales) pero ¿cómo se cambia? ¿Es como Clark Kent, lo lleva debajo? ¿O como el Suprunaman de ARALE que necesitaba una cabina de teléfonos para cambiarse?

Otro detalle es que la serie tiene el mismo error que SAILOR MOON: ¿Cómo puede ser que una faldita tan corta y la cantidad de saltos, vuelos y caídas, a Kagome nunca se le vean las bragas?

¬¬ Esto no tiene nada que ver con que me agrade Miroku, el monje pervertido.

Read Full Post »

A Headbanger’s journey

La historia del Heavy Metal (Metal: A Headbanger’s journey) es interesante documental realizado por un antropólogo canadiense y fan del género. Cuenta con aportaciones de sociólogos y críticos musicales, y de algunas leyendas vivas del género como Tony Iommi (Black Sabbath), Bruce Dickinson (Iron Maiden), Lemmy (Motörhead), DIO o Alice Cooper.

También grupos más “nuevos” como Korn, Rage Against the Machine o Slipknot hacen su aportación.

A través de entrevistas a músicos, visitas a festivales, y aportaciones personales de fans, el documental traza la línea desde el nacimiento del género (con variadas influencias: rock, jazz & blues, o la música romántica –y potente- de Beethoven o Wagner) hasta los variados subgéneros (Power, NWoBHM, Glam, Trash, Black, Death, Grunge, Industrial, Nu-metal,…).

arbol genealogico del heavy metal

Como cualquier acercamiento a un ecléctico grupo social, hay algún espécimen de vocabulario reducido a insultos y –cerveza en mano- ganas de dar la nota. Otros, a pesar de la cantidad de cervezas ingeridas a lo largo de su carrera, tienen opiniones de gran lucidez, y verdades como puños, caso de Rob Zombie (que aparece sin maquillaje).

El documental también sirve para desmitificar un poco a Al Gore, el político que parece haber abierto los ojos a muchos sobre el cambio climático, formaba parte de un tribunal –por allá finales de los 80-, que, instigado por un comité de moralistas y puristas (liderados por su esposa) realizó una catalogación de “canciones peligrosas” (por contener referencias sexuales, violentas, satánicas, y demás), la lista incluía clásicos de Judas Priest, WASP,…

El documental contiene imágenes del juicio, y cómo Dee Snider (Twisted Sister) defiende que la interpretación que cada uno haga de una canción es algo muy personal. Y que si la mujer de Gore veía sadomasoquismo y bondage en sus letras era, quizás, porque era lo que deseaba encontrar.

ALTAMENTE RECOMENDABLE

Read Full Post »

Older Posts »