Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘literatura’

Lejos de Veracruz

.

Ignoro si existe algo más que no sean la vida o la literatura. La vida no interesa. No sé quién dijo que es para los criados. Y la literatura no es más que un consuelo –interesante sí, pero a fin de cuentas un consuelo- para quienes se sienten desligados de la vida y razonablemente desesperados.

.

(…) pasar cada vez más tiempo en el mundo de mi pasado, escribiéndolo, y pasar el menor tiempo posible en el presente, inmerso en una cotidianidad que, de vivirla a fondo, no habría de traer más que nuevas desgracias y horrores.

.

He podido saber que la mayoría de escritores lo son porque no les queda otro remedio, es decir, porque no están a su alcance mejores cosas que hacer.

.

Yo vi muy claro, desde el primer momento, que como no podía tener a Rosita entre mis brazos ni me quedaban ganas ni dinero para seguir viajando, no se abría ante mí un panorama mejor, aparte del suicidio, que pasarme al mundo de mi hermano, que, como hoy sé muy bien, es un mundo raro, un enjambre de solitarios y misóginos, una jauría de seres incapaces de compartir un desayuno. Yo, la verdad, soy uno de ellos desde que escribo este dietario. Y, como ellos, dejo la vida para los que ignoran lo que se juegan en ella y llevo la vida de un muerto. Porque no se me escapa que o bien se vive a fondo la vida a costa de ser un Indiana Jones y un paleto, o bien se escribe y se le da un significado a la existencia, pero entonces no puede vivirse. Dicho de otro modo: si estás en la vida eres insignificante; si quieres significar, estás muerto.

.

El humano tiene dos ideales. Uno es la divinidad, el otro es la juventud. Quiere el humano ser perfecto, inmortal, todopoderoso; quiere ser Dios. Y quiere verse lozano y sonrosado, y permanecer siempre en la fase ascendente de la vida; quiere ser joven. Pero tú, desgraciado entre los desgraciados, has matado a Dios y a tu juventud.

.

Yo sabía que debía ir directamente a lo mío. Sabía que o bien me hacía la ilusión de haber encontrado en los libros una razón para sobrevivir o bien me suicidaba.

.

.

Lejos de Veracruz

Enrique Vila-Matas

Read Full Post »

Las comparaciones son odiosas, pero necesarias si se desea subrayar las diferencias. He aquí un repaso, de memoria, de los programas de libros en la televisión:

Entre el apergaminado espacio de Sánchez-Dragó, Negro sobre blanco, y el intento (fugaz, debido a los saltos en el día y la hora de emisión) del Estravagario, de Javier Rioyo –del que no logré ver ni un programa-, es evidente que Página 2¸ es un soplo de brisa fresca en la televisión.

Desde su rincón en la trinchera de La 2, Óscar López presenta un programa que parece necesitar apoyarse en los best-sellers (no digo ni que sean buenos ni malos, sólo que se venden mucho). Y en los rostros populares (para que nos hagan recomendaciones), y una sección de cine y literatura (para que: oh, sorpresa, parece que muchas películas antes fueran libros).

Como único programa de libros visible desde toda la Península (y parte del extranjero) es algo pobre. Pero menos da una piedra. Y si notáis que me quejo no es contra Página 2, sino por la falta de más propuestas.

.

.

¿Y en la esquina?

En Catalunya veo dos programas de libros y literatura.

L’hora del lector (de Emilio Manzano, en el Canal 33), que más que un programa de libros es un encuentro de unos amiguetes reunidos para hablar de libros. Por suerte para los espectadores, el programa tiene un blog donde suben las referencias de los libros comentados.

Más minoritario aún, es un programa de la televisión local de Girona.

La ciutat dels llibres (Xavier Camariu), un espacio semanal de media hora de charla con un autor, un editor o, simple y llanamente, con un lector.

De todos, mi favorito es uno que ya no existe. Se llamaba De llibres, se emitía en el Canal 33 (¿dónde sino?) y lo presentaban Vicenç Villatoro y Natza Ferrer. Era una tertulia literaria, por lo general con el autor, con público, y otras recomendaciones semanales. Era entretenido, útil, y divertido. Aunque no tanto como leer.

.

.

Read Full Post »

Libros en televisión: PÁGINA 2

Se emite los domingos alrededor de las 20:15 en La2. Lo presenta Óscar López (ataviado con una simpática camisa de publicidad del propio programa).

En su programa inaugural estuvo Carlos Ruiz Zafón, y se habló del tema de los best-sellers. Desde entonces, han sido fugazmente entrevistados: Javier Marías, Arturo Pérez-Reverte, Noah Gordon, Ken Follet, Isabel Allende o John Boyne (el autor de: El niño del pijama de rayas).

También han pasado por el programa: Almudena Grandes, Rosa Montero, Laura Gallego, o Quim Monzó, Enrique Vila-Matas, y Eduardo Mendoza. Y me dejo muchos.

.

Unas píldoras de entrevista son el núcleo del programa. Otras secciones fijas son: la relación cine-literatura (con la crítica de cine Desirée de Fez), un ranking de los más vendidos (dichosa manía ésta de divinizar las ventas), y los gustos lectores de un personaje popular (Buenafuente, el Gran Wyoming, Olga Viza,…). No faltan una sección de recomendaciones, y otra de propuestas literarias repartidas por toda la península (clubes de lectura, certámenes literarios, exposiciones, conferencias, etc.)

.

El programa también tiene web:

http://www.pagina2.es/

Y un concurso donde los espectadores atrevidos pueden mandar textos.

.

.

Read Full Post »

harry potter y el misterio del pr�ncipe

Tras un mes de asfixiante espera, el mameluco de turno devolvió el libro a la biblioteca, y este humilde lector pudo continuar con la historia del chico-mago.

Por primera vez en la pequeña historia de la saga, un libro, Harry Potter y el misterio del príncipe, es más breve que su predecesor (superar las 900 páginas de la orden del Fénix, era tarea difícil) “sólo” 600 páginas.

Teniendo en cuenta que es “el penúltimo”, uno intuye cierto declive en la narración. Y que, pese a su dramático final, el misterio del príncipe es un libro de transición hasta “la gran batalla final” que uno intuye, y espera, en el último libro.

Empecemos…

Lo primero que sorprende es la traducción del título. El original es “and the Half-Blood Prince” algo que –según leeremos– se podría haber traducido por “y el Príncipe Mestizo”.

La historia arranca en tres lugares.

Empieza el capítulo 1 en el despacho del primer ministro (británico) es decir… ¿Tony Blair? La autora se guarda bien de dar pista alguna, y soy yo el que he imaginado su dentuda cara, por una simple asociación espacio-tiempo-.

El capitulo 2 empieza en casa de Snape Ò_Ó donde el siempre inquietante profesor de Pociones –sobre el que han recaído las sospechas de Harry durante los 5 libros precedentes-, se nos muestra malo. Y no sólo eso, sino que él mismo hace un repaso a los momentos de incertidumbre y narra con todo detalle lo malvado que es y ha sido siempre. Como uno ya “conoce” a la autora, le da que pensar, y empieza desde ese momento a esperar un giro final que muestre a Snape como un héroe.

Harry no aparece hasta el capítulo 3. Dumbledore en persona lo recoge para ir a convencer a un viejo colega para que ocupe la eterna vacante de profesor en el colegio.

Con un Snape declarado malo, las sospechas del lector recaen en Draco Malfoy, instigadas por un casi paranoico Harryconvencido completamente que el joven Malfoy “trama algo”-. Esa sospecha, sin demasiadas pruebas de entrada, se alarga y se alarga, con espaciadas y débiles sospechas que sólo Harry ve como pruebas irrefutables. Ron y Hermione, le siguen, pero dudan.

Esa es una de las pequeñas tramas del libro.

Y es que en el misterio del príncipe no hay una gran trama. Voldemort está lejos, por ahí, en algún punto indeterminado haciendo vete a saber qué. Y la forma de acercarse a él es reviviendo recuerdos guardados en el pensadero.

“… espero que te hayas percatado de la reacción de Ryddle cuando mencioné que había otra persona que se llamaba como él (…). De ese modo demostró su desprecio por cualquier cosa que lo vinculara a otras personas, o que lo hiciera parecer normal. Ya por entonces él quería ser diferente, distinguido y célebre (…) se despojó de su nombre y creó la máscara de ‘Lord Voldemort’ detrás de la cual se ha ocultado durante mucho tiempo. ”

La otra pequeña trama del libro ese “el Príncipe mestizo”. Aparece como propietario de un libro de Pociones que le permite a Harry sacarse de la manga ingeniosos trucos y hechizos que le sacan de apuros, y no sólo en el aula.

Con estas dos tramas no se sustentan 600 páginas, así que la autora recurre al juego de parejas. Hace 6 años que seguimos a Harry por Hogwarts pero nunca se había hecho mención alguna a parejas besuqueándose en las butacas de la sala común, o por los pasillos. Pues aquí, sí. Francamente esta extraña necesidad de ir emparejando a la gente resulta un relleno poco interesante, propia de otros productos para adolescentes.

Hablemos de Draco

Desde su segunda aparición en la historia, en el expreso de Hogwarts el primer año, Draco se nos presenta como un chico pijo y repelente, que empieza a sentir aversión por Harry. Un malo, en definitiva. Enseguida se le añaden dos matones, grandotes, fuertes y tontos (Crabbe y Goyle), y más adelante una chica-florero, Pansy Parkinson. La simplicidad de este cuadro de “el malo”, resulta un tanto chocante por ser un tópico tan universal y atemporal.

Partiendo del protagonismo que tiene Draco en esta sexta entrega, resulta un poco frustrante lo poco que podemos disfrutar de sus acciones. En realidad, pese a estar en boca de Harry continuamente, es quizás, la vez que menos aparece por en medio de la historia. No será hasta el final que obtenga el foco de nuestra atención. Por desgracia su fugaz protagonismo es engullido sin piedad por otro personaje.

Harry Potter y el misterio del príncipe se va leyendo con calma, con algún ataque sorpresa, y sin que el descubrimiento del príncipe, lo que hace Draco, o el pasado de Voldemort se prodiguen demasiado. Ese ir haciendo, ese calentamiento lento de algo, también ayuda a pensar que se trata de una transición hasta el final de la historia.

La cosa se anima en el capítulo 23, a falta de 100 páginas, entonces las nubes del pensamiento se disipan, Dumbledore pone las cartas sobre la mesa, y pide ayuda a Harry para una peligrosa misión que lo resulta aún más al volver al colegio. Los acontecimientos se precipitan, y como siempre la autora, se esfuerza en dejar atados todos los cabos, provocando una extensa explicación en la torre de Astronomía, tras la cual aún queda por desvelar la identidad del príncipe mestizo.

“No hay nada que temer de un cadáver, Harry, como tampoco hay que tener miedo de la oscuridad. Lo único que nos da miedo cuando nos asomamos a la muerte y a la oscuridad es lo desconocido” Albus Dumbledore

Explicar esto sin hacer caer en un spoiler va a requerir de un juego malabar, pero lo haré.

El príncipe mestizo es alguien que no te esperas, eso se da por supuesto, pero es alguien a quien por lógica aplastante la propia autora ha descartado. Y uno se pregunta si la revelación final es falsa, si la autora metió la pata o yo –humilde lector- me he perdido algo. Ò_Ó Quien quiera discutir o comentar esto que lo haga en privado. No destripemos la historia.

Queda uno. Sólo uno para acabar con la “heptalogía” mágica por excelencia. Antes que se publique la versión traducida, procuraré leer EL FINAL.

A día de hoy Harry Potter y la orden del Fénix, es mi favorito.

Harry Potter y el misterio del príncipe es el que tiene un final que más sacude mi frágil corazón.

Y Severus Snape, es –y sigue siendo-, mi personaje favorito.

Read Full Post »

Apreciados viajer@s:


Xavier de Maistre escribió en 1790 Viaje alrededor de mi cuarto
Y en 1798 Expedición nocturna alrededor de mi cuarto.

Xavier de Maistre

Ataviado con un pijama, este buen hombre exploraba su habitación, y narraba en sus libros las particularidades de la butaca, o de su cama.

Puede parece una idiotez.
Pero la suya es una invitación a mirar un lugar como si nunca antes hubiéramos estado allí. No sólo nuestro cuarto, también nuestro barrio o nuestra ciudad. Si nos fijamos, descubriremos decenas de detalles en lo que nunca antes habíamos reparado.

Podemos concluir que lo importante de un viaje no es lo lejos que vas, ni siquiera la compañía, sino la disposición con la que se afronta.

Yo, que al igual que Nietzsche, no salgo demasiado de mi cuarto, espero tener algún día la disposición (y el tiempo) necesarios para afrontar mi propio viaje alrededor de mi cuarto.

Más sobre Xavier de Maestre, y los viajes en:
El arte de viajar de Alain de Botton.

Read Full Post »

LucesRojas

Mira la carretera.

Ya la miro.

Conduces con dejadez.

¿Quieres que corra más?

Quiero que conduzcas sin torcerte.

¿No te fías? Cuando me he tomado una copa es cuando conduzco mejor.

Una, puede que sí

En más de una ocasión se había pasado la noche bebiendo y al día siguiente había estado enfermo, pero siempre se había quitado la resaca con alcohol.

Luces Rojas – Georges Simenon

Read Full Post »

“Aunque sea inútil, creo que, con todo, es necesario llorar. Porque la desesperación es tangible. El recuerdo de la desesperación permanece. A veces mata.”

“No llorar nunca es no vivir.”

“Dejamos de conocer a la gente que conocemos y creemos haber esperado a quienes no conocemos.”

“No creo a la gente que dice: ‘He roto mi manuscrito, lo he tirado’. No lo creo. O bien lo que estaba escrito no existía para los demás, o no era un libro. Y uno siempre sabe lo que no es un libro.”

Escribir

Marguerite Duras

Read Full Post »

Older Posts »